Publicaciones etiquetadas como innovación

Publicado hace 5 meses
Publicado hace 10 meses
The concept of breakthrough simplicity recognizes that today, the most powerful forms of innovation don’t manifest themselves in new bells and whistles. They take the form of better customer experiences (or patient experiences, or citizen experiences). And one of the best ways to improve any experience is to simplify it—to remove complications, unnecessary layers, hassles or distractions, while focusing in on the essence of what people want and need in that particular situation.
Publicado hace 12 meses
Now, more than any other time in the past 100 years, education seems on the verge of a paradigm shift. You see, for the past century, most of the educational change has been “doing old things in new ways”. Today, we are beginning to see educators, educational institutions, and educational companies do “new things in new ways”.
Publicado hace 1 año
Nuestra escuela, que debería ser una escuela de niños y niñas, es en realidad una escuela de adultos incapaces de hablar con los niños, de pensar como niños y ni siquiera de saber qué es lo mejor para ellos.
Publicado hace 1 año

Creo que se trata de una buena exposición de José de la Peña. Aunque creo que es posible añadir algo: alumnado innovador que se encuentra con profesorado innovador. Eso está aún por explorar. :)

(vía Desafíos y soluciones del nuevo ecosistema educativo digital)

Publicado hace 1 año

La innovación es el uso de ideas viejas de un modo nuevo. No es la invención. Porque la invención está reservada a pocos, y en pocos momentos de la historia. El avance normal está hecho de innovación.

Eso sí, cada invención aumenta exponencialmente la innovación.

Y luego están las patentes, que solo permiten la invención y matan la innovación. Lo cual nos condena a hacer lo que la ley llama “robar” si queremos ofrecer innovaciones a la sociedad.

Un asco…

(vía Kirby Ferguson: Embrace the remix | Video on TED.com)

Publicado hace 1 año

Hoy tiene su lógica que una empresa que nació como buscador de información en internet termine creando un coche que se conduce solo. A través de la geolocalización, claro.

Hoy lo entendemos.

Pero si te lo dicen hace 10 años… Los caminos de la innovación son impredecibles…

(vía Google’s self-driving car approved for testing – video | Technology | guardian.co.uk)

Publicado hace 2 años

Intentando imaginar algo del futuro…

(via Google’s augmented reality glasses project - Boing Boing)

Publicado hace 2 años
Uno de los problemas de los soldados es cargar con todas las baterías y cables que deben llevar normalmente. Les cuesta más desplazarse y pierden efectividad. Por eso una empresa, Intelligent Textiles, está fabricando un uniforme para los soldados británicos hecho de tela “inteligente”, elaboradas con hilos conductores que transmiten datos y energía, de tal forma que si se rompen o se rasgan todavía pueden seguir funcionando.

Te pongo un ejemplo de lo que se podría hacer para salir de una crisis: innovar. Lo que vale para que los ejércitos jueguen a matarse podría muy bien ser útil a la población. ¿Imaginas una ropa que te da información sobre ti mismx? P.ej., información médica…

Diseñan uniformes de tela inteligente para los soldados británicos - FayerWayer

Publicado hace 3 años
Publicado hace 3 años

Matt Ridley: When ideas have sex | Video on TED.com

Trabajamos todos para todos. Usando ideas que se combinan. (Bricolaje social es una idea más antigua que la que se presenta aquí, pero también de menos recorrido).

Publicado hace 3 años
Publicado hace 3 años

Los delfines van en busca de los caparazones para alimentarse de los animales que se refugian dentro de ellos. Es muy probable que hayan perseguido a los peces, obligándolos a esconderse dentro de las caracolas, y ahora hayan aprendido a traer las conchas a la superficie para esperar a que los peces se asomen y puedan entonces comer a su presa.

Sabemos que los delfines de la Bahía Shark son inventores muy inteligentes, que dominan una serie de técnicas para buscar alimento que no tienen precedentes en otras poblaciones de cetáceos. En algunas ocasiones, los delfines se lanzan en aguas muy poco profundas y sacuden vigorosamente sus colas para hacer saltar a los peces y poder atraparlos. Otra técnica consiste en golpear con sus colas las algas del lecho marino para crear burbujas y hacer que los peces escondidos entre las hojas salgan de su escondite. Pero el método que más llama la atención es el conocido como “la técnica de la esponja”. Algunos delfines apresan intencionalmente esponjas marinas y luego las usan como guantes o máscaras para proteger sus hocicos cuando buscan alimentos en el arenoso fondo marino.

Publicado hace 3 años
Publicado hace 3 años

si nos detenemos en la acción de gobierno, las diferencias entre izquierda y derecha siguen siendo relevantes. Incluso en escenarios tan adversos como la Europa de los 90, donde los Gobiernos estaban limitados por el Tratado de Maastricht y la crisis económica, las diferencias en el gasto público siguieron siendo relevantes. Los partidos progresistas hicieron mayores esfuerzos en inversión de capital fijo y humano que los Gobiernos conservadores. Es decir, las políticas de ajuste son bastante distintas si las lleva a cabo la izquierda que si las implanta la derecha.

La realidad ha cambiado y eso le va a exigir enfrentarse al futuro con un nuevo relato. Muchos de estos cambios no son propios de un solo país, sino que son compartidos por las democracias desarrolladas.

El primero de ellos es político. Una izquierda que aspire a defender a los ciudadanos no puede permitir que las democracias sean cada vez menos democráticas. Un ejemplo de este retroceso es la creación de instituciones contramayoritarias. Estas se caracterizan por tener un “dudoso” origen democrático, puesto que sus miembros no son elegidos directamente por los ciudadanos. Además, sus integrantes tienen un mandato temporal superior al de los políticos que les eligieron, con el fin de que no respondan a los ciclos políticos. Estas instituciones son muy influyentes en nuestras vidas y deciden cosas tan importantes como la política monetaria en el caso de los bancos centrales, la legalidad en el del Tribunal Supremo o la constitucionalidad de nuestras leyes en el del tribunal correspondiente. La izquierda debería aspirar a limitar el poder de estas instituciones y, en la medida de que fuese posible, reforzar el poder de los Parlamentos.

Y esto nos conduce al segundo reto: la gestión de la economía. Deberíamos caminar hacia un modelo de desarrollo económico que no se reduzca a un juego de suma cero, donde lo que unos ganan, los otros lo pierden -por ejemplo, en eso consisten las operaciones financieras en corto y a la baja-. Para ello debería diseñarse un sistema de incentivos que penalice los malos comportamientos, por ejemplo con una tasa impositiva sobre movimientos especulativos, y premie los buenos. Además, es necesario controlar a los controladores. ¿Por qué no otorgar calificaciones a las agencias de calificación?

El tercer y último reto se enmarca en la sociedad. Los parámetros sobre los que se construyó el Estado de bienestar han cambiado. Los ingresos no son infinitos y, como se ha señalado, entre los rasgos definitorios de la izquierda está su mayor preocupación por el gasto productivo -capital físico y humano-. Por lo tanto, no puede destinar todo el gasto público a política social. En primer lugar, primar los componentes redistributivos de la política social frente aquellos que son regresivos. Es decir, no todo gasto social transfiere renta hacia las clases bajas y, en algunas políticas, las clases altas son mucho más beneficiadas -el gasto en educación superior, por ejemplo-. En segundo lugar, es un cambio de filosofía. El futuro Estado de bienestar debería tratar de adelantarse a los problemas sociales y preparar más que reparar.

Como ha hecho siempre, cuando la realidad cambia, la izquierda también cambia.